sábado, 18 de octubre de 2008

Lazarillo de Tormes

Ayer tocó día de software, y hoy toca día literario. Aunque en realidad sigue siendo "ayer", porque esta entrada está programada desde que escribí la última, je. Bueno, el caso.

El Lazarillo de Tormes es una novela anónima escrita con una perspectiva en primera persona y con estilo epistolar, es decir, todo el libro es una carta escrita a alguien, no se sabe quién. La primera edición que aparece data de 1554 y se considera el pionero en el género posteriormente conocido como novela picaresca.

El libro nos cuenta las andanzas y aventuras de Lázaro de Tormes, un personaje de madre prostituta y padre desconocido al que acompañaremos a lo largo de buena parte de su vida, que él mismo nos cuenta. Cuando era pequeño, Lázaro fue encomendado a un amo, un ciego, y de ahí en adelante gran parte de la novela cuenta las aventuras y desventuras (más de lo segundo que de lo primero) del muchacho con una serie de amos.

Lázaro es lo que llamamos un antihéroe, más que repartir espadazos como se solía ver en novelas anteriores a su época, es él quien recibe los golpes.

El Lazarillo, más allá de ser una simple historia, sirve para ver cómo era la sociedad del siglo XVI desde una perspectiva irónica, ya que en ella se nos narra cómo viven muchas clases sociales de la época. De hecho esto le costó muchos cambios a lo largo de la historia debido a la censura.

El principal defecto de la obra, de indudable calidad, es el hecho de estar escrita en castellano antiguo, que lejos de ser un defecto como tal, hace que sea poco accesible a la gente que no conozca bien el vocabulario. Aunque para eso tenemos fenomenales ediciones como la de la portada que veis, de Cátedra, que gracias a una notación intensiva (demasiado intensiva a veces) nos aclara muchísimos términos y nos sitúa en el tiempo y el espacio.

Después de leerla una segunda vez, ya más maduro, me he dado cuenta del por qué esta novela es lo que es: una fuente de entretenimiento y de conocimiento unida a una dosis de ironía.

6 comentarios:

Jorge dijo...

Vaya, cómo suena este post. Se nota que la segunda vez ha sido mejor, jaja. Ya te contaré cuando la lea, tengo aún lagunas más importantes que Lazarillo de Tormes, jeje.

Un abrazo

El Pater dijo...

La primera vez me resultó totalmente un rollazo, hablando claramente, esta segunda vez, he disfrutado mucho de su lectura, sí las notas aclaran mucho, me enganchó y la verdad es que me ha gustado bastante. Lectura más que recomendable, sí señor

gadi dijo...

Gracias a los dos por comentar.

@Jorge: Normal, no es una obra que se lea por placer, la verdad.
@Pater: El sentimiento es mutuo.

Anónimo dijo...

cual es la perspectiva de esta novela ?

gadi dijo...

@Anónimo: No entendí tu pregunta, lo siento.

Anónimo dijo...

buah yo me lo tengo que leer para el colegio y no me estoy enterando de nada :( y tengo que hacer una ficha...

Publicar un comentario

Si no tienes cuenta en ninguno de los servicios, usa Nombre/URL. A ser posible, evita la opción Anónimo.

 
Related Posts with Thumbnails