sábado, 28 de noviembre de 2009

Midori como navegador de cabecera

He empezado a tomarme en serio el uso de Midori como navegador principal, algo que tarde o temprano iba a acabar haciendo.

Para los que no sepan aún qué es Midori, les diré que es un navegador liviano que usa Webkit y GTK. Yo ya os he hablado de él en un par de ocasiones. Actualmente es el navegador "oficial" del proyecto Xfce.

Hasta ahora siempre he ido compilando las versiones nuevas para ir viendo las mejoras que traía, pero nunca lo he usado como navegador principal. ¿Por qué hacerlo ahora?

Ya os hablé de los problemas de Firefox en GNU/Linux, que funciona bastante mal y está el tercero en las prioridades de Mozilla. Esto no quiere decir que vaya realmente mal y que no se pueda usar, pero problemas de rendimiento, cuelgues, lentitud, etc. son cosas que, aunque arreglen versiones no oficiales, van intrínsecos con la base. Firefox, iceweasel, consumen, en mayor o menor medida. Esto es una realidad que conozco, y que se está comentando mucho desde que se lanzó Google Chrome. Pero si lo sé desde hace tanto, ¿por qué cambio ahora?

Son detalles que pueden parecer insignificantes, pero para mí son suficientes.

  1. Últimamente cuando me levanto enciendo el ordenador y miro el correo y algunas web para ver si hay algo que pueda afectar a mi futuro inmediato, como que falte un profesor. Aunque dejo el ordenador encendiéndose, cuando me pongo delante de la pantalla, esperar a que se abra IceWeasel es un tiempo perdido. Noto cómo le cuesta al PC (se oye ruido del disco duro procesando a tope), y tarda en arrancarse. Midori tarda 2 segundos como mucho.
  2. Tengo un netbook. Con IceWeasel tarda horrores en cargar páginas un poco recargadas (sí, sé que hay netbooks con mejores prestaciones que el Eee 901, pero es lo que hay). Se calienta bastante con su uso y esto hace que la batería dure menos. Con Midori no se calienta.
  3. Y una cosa menos importante. Integración. Firefox usa XUL, y aunque se integra con GTK, a veces, con ciertos temas, se observa claramente cómo la interfaz muta. Midori está escrito en GTK y se integra perfectamente.

Y la última razón, pero no por ello menos importante, es la velocidad de navegación. Midori es irremediablemente más rápido que Firefox, porque Webkit es más rápido que Gecko. Es un hecho.

Aparte, en la versión que estoy usando ahora (0.2.0), el JavaScript funciona muy bien. No es la última versión lanzada, la 0.2.1 (la he tenido compilada), que incorpora un par de características necesarias y útiles, pero con esta versión que está en los repositorios de Debian Sid parece que va mejor, algo necesario para Gmail por ejemplo.

Midori aún tiene muchas carencias, pero suficientes virtudes. Por ejemplo, le falta un gestor de contraseñas, lo que me obliga a entrar a Iceweasel y mirarlas para acodarme de cuál es la que uso, pues tengo bastantes. Pero ofrece velocidad, personalización, integración, algunos extras (bloqueador de publicidad, lector RSS, colorear pestañas, gestos con el ratón, etc.) que hacen que no me arrepienta de estar usándolo a menudo.

He estado probando otros navegadores con webkit, que es mi objetivo. Epiphany-webkit consume un poco menos en algunas webs, más en otras, pero no me gustan algunos aspectos y depende demasiado de Gnome. Arora no es opción porque es QT y yo quiero Gtk. Aparte de que ninguno tiene gestor de contraseñas, tampoco.

Os recomiendo a todos que le deis una oportunidad. Lleva ya bastantes versiones siendo muy estable, y con cada una añade nuevas funciones.

Como comentario muy crítico y muy personal, para acabar diré que me gusta más este navegador incompleto que uno en el que mi sistema no es prioridad u otro monopolizado por una empresa.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Podcast irreductible 28

La aldea irreductible es un blog que habla sobre ciencia e historia, y dentro del blog hay un podcast que comparte esos mismos temas. Su podcaster, Javi Peláez, se prepara mucho los programas, y tiene una voz y una forma de hacer que realmente da gusto de escuchar.

De los pocos episodios que he escuchado este me ha gustado especialmente. Está dedicado a Johann Sebastian Bach. Quienes tengáis un poco de cultura musical conoceréis su nombre y su música. Yo, aunque conocía su nombre y alguna de sus obras, no las asociaba con él (tengo cultura musical cero) ni tampoco conocía su historia. Y qué mejor forma de conocerla que con un episodio de La aldea irreductible.

Espero que lo disfrutéis.

domingo, 22 de noviembre de 2009

InuYasha

El sábado por la noche terminé de ver InuYasha, una serie de anime de 167 episodios que cuenta además con cuatro películas y dos OVAs.

Inuyasha es un medio demonio que fue sellado hace cincuenta años por una sacerdotisa llamada Kikyo por intentar robar la Esfera de los Cuatro Espíritus, un objeto que proporciona poder tanto a los demonios como a los humanos. Inuyasha la quería para ser un demonio completo. Kikyo morirá por protegerla, y se la llevará con ella a la tumba. Por otro lado, Kagome Igurashi se ve absorbida por un pozo que hay al lado de su casa, un templo, y se encontrará ante Inuyasha, al que quitará el sello para salvar su vida.

Esto es parte del primer episodio. De ahí en adelante empezará una aventura para encontrar la Esfera de los Cuatro Espíritus, y entrarán en juego muchos otros personajes, como Miroku, Shipo, Sango y muchos otros, tanto aliados como enemigos. Desde luego, la autora de este anime (que es la misma que la de Ranma 1/2) demuestra que es única inventando personajes, porque si en Ranma había un montón y a cada cual más raro, aquí también hay muchos.

Los personajes en sí son bastante planos. Aunque pasan por diferentes estados de ánimo, cada uno puede describirse en dos frases. Pero su historia y sus motivaciones están muy bien desarrollados, y eso hará que queramos ver qué les pasará.

La serie es una historia de aventuras fantástica ambientada en la época medieval japonesa, y entra en juego su mitología. Y por eso me gusta tanto. Todos sabéis que no me gustan las series largas y esta me la he tragado entera, y espero que licencien pronto la nueva temporada en España, porque con los 167 episodios que hay ahora mismo la historia no termina, y creo que las películas son historias alternativas. Lo que más me gusta de la serie es el mundo fantástico japonés que presenta, y la cantidad de magia y personajes que hay.

El doblaje al español me parece muy bueno. Aunque hay incoherencias en la traducción (a veces traducen 'Tetsaiga' y otras 'Colmillo de hierro', por ejemplo), las voces me parecen estar muy bien elegidas y saben darle la suficiente sensibilidad.

Así que, si os gustan las historias de aventuras, yo os recomiendo que veáis esta serie, que merece la pena. Así también podréis ver a hombres con sombra de ojos, que siempre es una buena experiencia.



PD: Me encanta Kirara

sábado, 21 de noviembre de 2009

El arte de dormir en el autobús

Cada vez que me subo en un autobús, me duermo. Es automático. Todos los días tengo 40 minutos de viaje, y a no ser que me ponga a leer o a escuchar podcast, me duermo, como muy tarde, a los 20 minutos. Y sólo me funcionan esos dos métodos. La música también me duerme. Pero muchos días soy yo quien quiere dormirse... y dormir en el autobús tiene sus trucos y sus reglas. Dormir en el autobús es un arte.

Si quieres conocer las reglas, trucos y peligros de este arte, dale a Leer más y prepárate para una entrada larga.

Todos sabemos que los asientos del autobús no pueden presumir de ser cómodos. Sólo los autobuses de viajes tienen unos asientos acolchados, y dado su poco espacio entre uno y otro, también acaban siendo incómodos. Dormir en los asientos de autobús es todo un reto. Dormir en ellos conlleva dormir sentado y en horizontal, más o menos reclinado en el asiento y con la cabeza alta, con las cabezadas que eso conlleva.

Las cabezadas son un elemento peligroso a la hora de dormir en un autobús. Si no las controlamos bien, podemos darnos un buen golpe con el asiento de delante y acabar el sueño con un chichón. Para dar una buena cabezada hay que controlar el cuello para que sólo sea un leve movimiento que no lleve al resto del torso detrás. Hace falta mucha práctica para conseguir el movimiento preciso que, como mucho, hace que choque nuestra barbilla contra nuestro pecho.

Pero igual de peligroso es caerse hacia adelante que hacia los lados. Si estamos al lado de la ventanilla, apoyarse en el cristal impide que podamos realizar nuestro breve pero placentero sueño, dadas las vibraciones de la superficie.

Si tenemos a otro pasajero al lado, ya sea a la derecha o a la izquierda, puede ayudar a confortarnos, pero esto tiene serios problemas. Puede que dicho pasajero sea un cascarrabias y te despierte de un golpe, o sacudiéndote violentamente. Y si no te sacude, cuando se baje él o termine tu sueño, te mirará raro y habrás perdido una almohada para la siguiente ocasión. Aunque es un buen método, no es recomendable si queremos tener cierto prestigio social. En el autobús hay que dormir solo, sin ayuda.

Si estamos en el asiento cercano al pasillo debemos conseguir que nuestro cuerpo tenga la suficiente fuerza para que no se caiga y hagamos el ridículo durmiendo en el pasillo o con un golpe en cualquier parte. Doblarse no es problema siempre y cuando no caigamos y siempre que no haya paradas cerca para que la gente no te golpee al subirse o al bajarse. Un buen truco es despertarse un segundo (pues el estado de sueño en el autobús no es del todo profundo) y colocarse en la posición inicial o bien en una segunda versión mejorada de esta. Postura para Dormir en el Autobús, PDA 0.2. Habremos de mejorar esta postura hasta conseguir la correcta para no doblarnos.

La PDA 1.0 llega cuando no nos apoyamos en el pasajero de al lado, ni en el cristal, ni echemos el cuerpo peligrosamente hasta el pasillo aunque sigamos dormidos, y, por supuesto, cuando no damos grandes cabezadas. Esta postura conlleva darle al cuerpo la suficiente robustez como para no movernos demasiado. La mía consiste en echar el trasero para adelante en el asiento y cruzar los brazos. Pero a veces falla. Si falla habrá que seguir perfeciconándola.

Un enemigo mortal de aquél que quiere dormir en el autobús es el pasajero generoso. Este pasajero nos verá dando cabezadas o doblados hacia el pasillo y nos despertará para ofrecernos su peligroso asiento al lado de la ventanilla. No debemos permitir que este pasajero nos despierte completamente o la misión habrá fracasado. Si nos despertamos completamente, el segundo sueño no será tan placentero como el primero.

El estado de somnolencia en el autobús no es profundo, como ya he dicho. Tiene sus grados, y tenemos que buscar el grado preciso para despertarnos (no del todo) cuando vayamos llegando a nuestro destino y despertarse cuando estemos cerca de ella. Estar en un grado de somnolencia mayor conlleva pasarse de parada y un sueño más largo, sí, pero puede traer consecuencias posteriormente.

Una vez consigamos la PDA perfecta, el grado de somnolencia adecuado y si tenemos la suerte de que no haya un pasajero generoso cerca, conseguiremos llegar a nuestro destino. Al bajarnos notaremos los huesos engarrotados, un posible dolor de cuello y seguramente estemos aún un rato con los ojos pegados. Pero hemos dormido en el autobús, y eso es lo único que importa.

Entrada basada casi-completamente en hechos reales

viernes, 20 de noviembre de 2009

UltimONivel 4x06

Empiezo con lo que ya anuncié, las recomendaciones de episodios de podcast que me parezcan especialmente interesantes, ya sean programas de radio (como es el caso) o podcast particulares (como el siguiente audio que recomendaré).

Y lo hago con una programa que me parece espectacular. UltimONivel es un programa de radio sobre videojuegos que me recomendó hace muchio tiempo Kreft, y hasta hace poco no lo he tenido en consideración para escucharlo, aunque sí llevo bastante suscrito. Y debo agradecerle muchísimo habérmelo dado a conocer.

En esta entrega hacen uno de sus especiales sobre música épica en los videojuegos, y la verdad es que la recopilación merece la pena de ser escuchada. Aunque el arte de una melodía lo puede apreciar cualquiera, os gustará sobre todo a los que os mováis por el mundillo de los videojuegos.

Ahí os lo dejo:


jueves, 19 de noviembre de 2009

Trailer de Kingdom Hearts: Birth by sleep

Un nuevo juego de la saga Kingdom Hearts saldrá para PSP, cuya salida está aún por determinar. En esta ocasión vamos a conocer muchos detalles sobre la historia de las llaves espada y muchos más, controlando a nuevos personajes en mundos conocidos y por conocer. Tiene una pinta fantástica:



Visto en: PS3P

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Un par de firmas

Hace mucho tiempo que no toco el GIMP para hacer una firma. Ya ni siquiera me meto asiduamente en foros, pero esto me sigue pareciendo una buena forma de no perder práctica con el programa, cosa que me ha pasado. La última firma que hice es de julio, y como no la publiqué en su día aquí, la dejo ahora.

La primera usa dos renders de Lucy, un personaje de Elfen Lied, y la segunda, uno de Inuyasha. Para hacer tanto que no toco mi programa favorito, creo que me ha quedado bastante bien.





Que las dos sean rojas es una casualidad. Que ambas usen eso de la barra inferior para poner mi nick, no, porque 1) me quita de buscar una fuente acorde y 2) queda bien. La segunda es más parecida a como llevo haciendo firmas toda la vida. El render de la primera se veía bastante mal, pero con un filtro de GIMP ha quedado bien.

Sé que de este tipo de cosas poco se puede decir, pero sois libres para comentar.

Una libretita roja

Es algo la mar de antiguo pero hasta que no me lo dijo Daniel de El arca de la Alianza no pensé en hacerlo en serio.

martes, 17 de noviembre de 2009

Pigeon: Impossible

Un cortometraje de animación que me ha parecido de una calidad excelente, y sobre todo, muy entretenido y original. Dado el espacio del blog, si tenéis buena conexión os recomiendo que vayáis a Youtube y lo veáis en HD, que merece la pena.




Visto en: Arcalinux

lunes, 16 de noviembre de 2009

Audio: Aclarando sobre audio y Gadius Empire


Descargar (4:16 min, 3,4 MB)

Un audio que veía necesario publicar para aclarar qué voy a hacer en el mundo del audio relacionándolo con Gadius Empire, pues había hablado de crear un podcast para el blog, cosa que al final no voy a hacer.

Podcast mencionados en el audio:

Radio Al compás
Conexión Libre
El arca de la Alianza

Y para acabar, mi primera colaboración en El arca, que aunque a mí no me guste parece que ha gustado bastante a la gente.

25 Soopbook y El último Catón

La cosa queda así: Gadius Empire tendrá audios aperiódicos, sin tema ni continuidad; seguiré adelante con Radio Al compás y Conexión libre, colaboraré en El arca mientras pueda y Daniel me deje, y recomendaré audios en el blog, ya sea de programas de radio o de podcast de la gente. La etiqueta Audios queda para publicar estos audios míos y para recomendar episodios.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Sin reloj y sin zapatillas

Primero vino lo del reloj, que es de antes de verano. El reloj empezaba a molestarme porque me lo aprieto bastante, y no, no me siento cómodo con el reloj no tan apretado. Luego me di cuenta de que lo tenía todo el día puesto y lo consultaba contadas ocasiones, porque en la calle suelo llevar el móvil, que tiene reloj, y en casa estoy delante del PC, que también tiene.

Luego empecé a pensar que estar pendiente continuamente del reloj, que es algo que me pasaba, era agobiarse por nada. Así que tomé una determinación: no ponerme el reloj de pulsera cuando saliera de casa, y mirar el móvil cuando hiciera falta. y me va bastante bien.

Sólo me llevo el reloj los lunes y los martes, que son los días más pesados en la facultad, para mirarlo cada diez minutos para mi desgracia. Pero el resto de días no me lo pongo. Porque sabiendo a la hora que tengo que salir de casa y a la que tengo que llegar al sitio al que voy, no me parece necesario tener un aparato en la muñeca. Además, y esto es un añadido, este verano se me puso moreno el brazo entero.

Luego vino lo de las zapatillas. En verano las zapatillas dan calor, porque lo dan. Aparte, la mayoría del tiempo las tenía quitadas. En invierno, las zapatillas que abrigan son las que están cerradas por detrás, y al final siempre acababa poniéndomelas como si fueran chanclas. Aparte, las veces que andaba sin zapatillas hacía mucho menos ruido (en verano suelo acostarme tarde y despertaba a mi madre, de sueño ligero, con mis zapatazos), y la experiencia me gustaba. Así que empecé a ponerme unos calcetines polares para andar por casa. Y me encanta.

Al tiempo me enteré de que hay unos calcetines llamados "deslizantes" para andar por casa, con una goma por debajo. Así que me compré un par y es lo que tengo ahora mismo puesto. Sé que los hay más gordos para cuando sea invierno de verdad (y no este sucedáneo que estamos sufriendo en España ahora mismo), así que de momento, si tengo frío en los pies, me pongo un par de calcetines y al final, los deslizantes. Y a andar descalzo. Ahora ya sólo me pongo zapatillas por la mañana, porque es una molestia tener que ponerse calcetines sólo para ir al baño a lavarme la cara. Enseguida me pongo los zapatos, pero siempre después de lavarme la cara.

Dos paranoias mías.

martes, 10 de noviembre de 2009

El fútbol

Introducción
Ayer por la mañana, como tantas otras, estaba hablando con el Pater y, no recuerdo por qué, salió el tema del fútbol. Este es un asunto que llevo mucho tiempo pensando y del cual hay muchas cosas que no termino de comprender, y como nunca he escrito nada al respecto, me dispongo a hacerlo ahora.

Yo y el fútbol
Antes que nada, decir que yo, a día de hoy, ya no sigo el fútbol (ni ningún deporte). Cuando era pequeño sí, pero hubo un acontecimiento en mi vida que hizo que perdiera el poco interés que alguna vez pude tener. Decía que era del Osasuna (cuando aún no era muy conocido) para que no me molestaran con el Barça y el Madrid, aunque yo en realidad seguía al Barça (porque lo seguían en mi casa, básicamente). También seguía al Cádiz. Y aunque ya no lo siga, sí veo los deportes (porque no me queda más remedio, dicho sea de paso) y conozco gente que va a los estadios, sigue los partidos y a su equipo.

Incluirse dentro del saco
Voy a empezar con una cuestión que puede parecer un poco absurda. "Ayer ganamos", "esta noche vamos a ganar", se oye mucho por la calle. Puedo entender que se diga eso cuando es España quien juega una copa o un mundial, por eso de sentirse representado o por el orgullo patrio, no sé, pero ¿decir eso cuando se sigue al Madrid, por ejemplo, cuando uno es de Cádiz? ¿Acaso es ese uno quien jugó o va a jugar el partido? No. Pues entonces, ¿por qué se incluye dentro de un saco que no es el suyo? Puede ser que se refieran al club en general, o a la unión del equipo con la afición. Pero si no se es socio ni del lugar al que pertenece el equipo, lo veo igual de absurdo.

El "sentimiento de colores"
Dentro de esto, otra cosa a la que no le encuentro sentido es encontrarte a gente deprimida porque su equipo perdió un partido o bien porque ha bajado a una división más baja. Puedo entenderlo de aquellos que son socios, porque realmente son ellos quienes mantienen el club (como bien me dijo el Pater), pero ni ellos ni el resto de aficionados piensan en eso. Se ofuscan, se deprimen y critican, porque un equipo ha perdido o ha bajado.

¿Aficionados o macarras?
Sin dejar de lado el ámbito del aficionado, voy a pasar a aquellos que van a los estadios a animar a su equipo, o más bien, a gritarle insultos al contrario. Porque es más que común que, si conoces a alguien que va a los partidos, venga contando que tal ha insultado a cual jugador, que las "aficiones" se han peleado (habiendo incluso heridos) o que una afición va gritando cosas o con símbolos o banderas que ni siquiera saben qué simbolizan y lo que conllevan. No voy a poner ejemplos concretos, pero seguramente alguien que siga al Cádiz pueda nombrar varios. Son pocas las aficiones "sanas", que van al estadio a animar a su equipo y ya está.

El dinero
Casi todos los días nos ponen noticias de que en tal país se están muriendo tantas personas, que hace falta dinero para hacer cierta cosa o aquella otra. Y acto seguido vienen los deportes diciendo que un club se ha gastado millones de euros en un jugador. Un jugador que posiblemente se lesione al empezar la temporada, por lo que quedará para grabar anuncios, y que no es más que un figurín. Tengo varios ejemplos en la cabeza. Con esto quiero decir que, en el caso de que se merecieran ese dinero (que no se lo merecen en ninguno de los casos), tampoco se lo ganan. Entonces, ¿para qué se ha movido tanto dinero?

¿Por qué el fútbol?
Esta es la última pregunta que os lanzo. Hay muchos más deportes, con mucha más estrategia o bien más espectaculares de ver, pero que mueven a mucha menos gente. El fútbol fue un deporte que se puso de moda en la época franquista, y a pesar del sentimiento anti-todo lo que tenga que ver con ella, el fútbol se sigue siguiendo y de una forma acérrima. Si una cadena pública consigue un partido de fútbol importante tiene el éxito garantizado, y si es en una privada, el bar que la tenga, la noche de un partido se llena. El baloncesto lo emiten en cadenas de pago, según tengo entendido. ¿Por qué tanta afición con este deporte en particular?

Conclusión, resumen y final
No quiero que se tome esto como una crítica destructiva. Comprendo que se siga un deporte para desfogarse, para olvidarse de un duro día de estudios o de trabajo. Sé que el deporte es una actividad tan respetable como otra cualquiera a la que otros no le encontrarán sentido (como escribir en un blog). Pero todos estos aspectos que he comentado, sinceramente, no los entiendo.

Pienso que el fútbol, como cualquier otro ámbito de la vida, hay que seguirlo con cerebro. Primero, sin molestar a nadie, y luego, sin perjudicarse a uno mismo. Que se comparte afición por un equipo, perfecto. Pero ir a molestar a otros lo veo descerebrado. No entiendo cómo alguien de Cádiz puede sentirse orgulloso porque haya ganado un equipo de Madrid. No entiendo cómo pueden moverse tantos millones en el deporte en general, y en el fútbol en particular, aunque en realidad pueda tener una respuesta simple: hay que entretener a las masas para que no piensen. Y no entiendo por qué el fútbol en particular tiene tanta expectación

Espero que esta extensa entrada os haya hecho pensar, y que me deis alguna respuesta que realmente me aclare alguna de estas dudas.

PD: Llevo muchas entradas sin comprender cosas. Véase Reventarse uno mismo.
PPD: Menos mal que está en medio la entrada de Una mosca, porque si no la portada asustaría ahora mismo.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Una mosca

Una mosca. Único entretenimiento en una estancia calurosa con cortinas verdes. Un hombre con chaqueta no para de hablar y no dice nada. La mosca zumba, vuela entre mis dedos, pasa cerca de mi oreja y yo salto. Me alegro de que aquí haya una mosca.

* * *

Lectura relacionada: Y los minutos no pasan por el Pater


martes, 3 de noviembre de 2009

Yo he elegido ser uno más

Y no me refiero a ser una persona más dentro de un grupo social, sin conciencia de sí mismo y a hacer lo mismo que el resto, porque yo sé (y a estas alturas creo que todos lo sabéis) que tengo mis ideas propias, mi propio carácter, y no me dejo influenciar por ideas de terceros, en la medida de lo posible.

Me refiero a un ámbito más amplio. A la sociedad entera. Es claro que seguimos un sistema, lo que está socialmente aceptado y asumido. Tenemos una educación que responde más o menos a los mismos valores, un sistema jerárquico común y una serie de factores que tenemos que aceptar y asumir como nuestros, aunque no nos gusten.

Y en este sistema, como digo, está el hacer la ESO, el bachiller y una carrera universitaria. O bien, hacer un módulo para trabajar directamente. O bien conseguir trabajo de cualquier otro modo. Digamos que, aunque no nos guste la sociedad y el sistema en el que vivimos, hay una serie de pautas que tenemos que seguir si queremos ser alguien, aunque sea un individuo más entre muchos otros, a priori. Porque tarde o temprano acabarás siendo uno más de un “colectivo de”. En mi caso, mi intención es ser uno más del “colectivo de profesores”, al igual que ahora mismo lo soy del “colectivo de estudiantes” o de “usuarios de internet”, y cualquiera sabe qué mas.

Dicho todo esto, hay un par de preguntas que me hago y que quiero trasladar a todos vosotros. ¿Es posible alejarse de una sociedad establecida? (entiéndase, sin aislarse totalmente de la civilización o bien cambiar para ir a otra). Me explico y extraigo una idea de un texto que leí ya hace mucho tiempo.

Hay músicos ambulantes o gente que intenta ganarse la vida por libre. Gente que no le gusta lo establecido, el sistema actual, y busca modos alternativos para vivir.. En el caso de un músico ambulante, pongamos que sabe que en un territorio gana más dinero que en un segundo. Y se sitúa allí. Tras un tiempo, aparece un segundo músico, y un tercero, que piensan igual que él y que tocan en el mismo lugar, atrayendo a la gente. El primer músico hará esfuerzos para que todos vayan a él en vez de al resto. ¿No es esto entrar en el sistema, a pesar de estar fuera de él? Porque las empresas lo que quieren es atraer a los clientes, lo que quieren los empresarios es vender. Lo que quiere un músico callejero es que la gente le de dinero, y si no tiene competencia, mejor. Igual que las empresas.

Esto me lleva a una segunda pregunta. ¿Pierdo yo mi individualidad si sigo las reglas establecidas, si elijo seguirlas? Porque yo desde pequeño quise ser profesor, y para ello estoy siguiendo un camino que se me ha dado, soy uno más de los que lo hacen. Y a esto sé responderme yo sólo: no, no pierdo mi individualidad, porque yo sé que la tengo y no hace falta que los demás la vean (al menos toda ella). Yo sé que he elegido ese camino y no otro, yo soy consciente de que en un futuro seré uno más del “colectivo de profesores”, con suerte y esfuerzo. Igual que se me puede etiquetar ahora como dije anteriormente. Pero es un camino que he elegido yo, y soy consciente de ello. Lo tengo asumido.

Aunque puede ser una perspectiva un poco simplista, esto resuelve (al menos a mí) un problema existencial clásico. Yo sé que estoy siguiendo un camino y que he sido yo quien lo ha elegido, al igual que no es otro sino yo quien está escribiendo esto. Esa es mi individualidad, mi ser, aunque los demás no la vean.

Y nada más. Es un pensamiento que tengo desde hace mucho tiempo. Quería escribirlo y trasladároslo a vosotros, mis lectores. Espero vuestros comentarios y alguna respuesta a la pregunta que dejo en el aire sobre la sociedad.