jueves, 10 de septiembre de 2009

Reventarse uno mismo

Hoy me apetece escribir sobre un tema del que, en parte, ya hablé hace mucho tiempo. Pero hoy quiero extenderlo a otros ámbitos, más allá de la bebida. Y es que no llego ni siquiera a empezar a entender por qué la gente fuma, se droga o bebe hasta tal punto que acaba por reventarse uno mismo.

Creo que fumar fue una costumbre que se impuso para dar prestigio o para parecer más machote. Hasta hace unos años que se impuso la Ley antitabaco, ver a gente fumando en un bar era algo absolutamente normal. Incluso fumando puros (cuyo olor a mí me da muchísimo asco). Pero hoy en día, que ya no hace falta demostrar nada, ¿por qué la gente sigue fumando?

Todo el mundo, o casi todo, supongo yo que sabe que fumar hace daño cuando empieza a hacerlo. Fumando mucho, hay más riesgo a sufrir enfermedades respiratorias y los pulmones se acaban resintiendo. Mucha gente se relaja fumando, pero eso no es cosa del producto en sí, sino de la mente, de la adicción de la nicotina que hace que se esté nervioso hasta que no se fume. Pero, ¿por qué empezar sabiendo que es malo, o seguir haciéndolo después de enterarse? No lo entiendo.

Lo mismo me pasa con la bebida, como ya expuse. Beber hasta tal punto que uno no se acuerda de nada al día siguiente, vomita, se siente mal, se estropea el hígado. Pero la gente sigue cogiendo borracheras enormes. La bebida es un desinhibidor, mucha gente es más graciosa con dos copas. Lo que se suele llamar "coger el punto" o "ponerse contento". Pero cuando no son dos copas y son cuatro, esa persona graciosa se convierte en persona pesada. Acaba sin acordarse de nada y encima, posiblemente, enemistado y con el cuerpo echo polvo. Entonces, ¿por qué beber hasta esos extremos? No digo que beber sea algo reprochable, pero ¿hasta esos extremos, sabiendo que hace daño? No lo entiendo.

Y termino con otro gran mal de la sociedad de hoy en día. Otro mal del que se suele informar a edades tempranas, que se conocen sus efectos, y que tiene cada vez más vigencia. Las drogas. Unas drogas que acaban apartándote de tus amigos, robando a tu familia, rondando a personas que no son buenas para uno mismo o convirtiéndose en una persona que no es buena para los demás. Todo por consumir un poco más. Las drogas dan sensación de placer, exaltan, y un largo etcétera. Habrá quien se sienta importante consumiendo. Sin dejar de lado el hecho de que existen sobredosis y mil cosas más que se derivan de tomar estos productos. Repito la pregunta, ¿por qué empezar? No lo entiendo.

Sé que mucha gente empieza pronto, cuando no se le ha informado o no lo han hecho lo suficiente. Pero yo creo que quien empieza con algo de esto, lo hace sabiendo qué es y qué efectos produce. Y yo no entiendo cómo la gente empieza a hacer algo que sabe que es malo para ellos y para su entorno.

Simplemente, no alcanzo a entenderlo.

5 comentarios:

Kike Silva dijo...

Muy buenas Gadi;

Comparto tu reflexión 100%, aunque debo decir que uno de los pocos vicios que tengo es fumar. La respuesta a porque la gente fuma no lo se. Yo te puedo dar la mia. Personalmente empece a fumar lo que se dice tarde, es decir, yo empece a fumar con unos 25 años, es decir, pasada la epoca de como dices parecer un machote, y lo empecé a hacer por dos razones. Primero porque estaba pasando una epoca rara de mi vida, y la verdad es que me relajaba, y segundo, y te lo digo de verdad es porque me gusta fumar. Se que es malo, chungo y todo lo que quieras poner, pero en el fondo considero que con el tiempo me he convertido en un enfermo, porque creo que los fumadores son eso. La verdad es que de momento no he intentado dejarlo, pero se que cuendo lo haga me costara muchísimo trabajo,

En cuanto a la bebida y a las drogas creo que hay una diferencia con el tabaco, y es que el alcohol y las drogas no solo te destrozan a ti (porque en el fondo cada uno hace con su cuerpo lo que quiere), sino que afecta a las personas más allegadas, de manera que no solo te consume a ti sinoa tus relaciones y a las personas que tienes alrededor.

Espero haber ayudado en tu reflexión.

Anónimo dijo...

Voy a escribir de forma anónima aunque tú vas a saber quien soy.

El problema que comentas es un problema gravísimo de falta de valores y personalidad.

Yo he fumado, fumo de vez en cuando (no me siento atraido por la nicotina) y cada vez fumo menos porque me da más asco. También salgo de fiesta, pero no CADA fin de semana, no lo hago con frecuencia (antes sí lo hacía) porque cuando lo hacía empecé a pensar que tenía un problema serio, no puede ser que salgas de fiesta por obligación, parece una adicción, así que salir solo un fin de semana o dos al mes (que vienen a ser entre 2 y 5 días de fiesta al mes) me ayuda a saber que no salgo por obligación, sino por divertirme un rato.

Sin embargo hay muchísimos chavales que salen varios días cada fin de semana, casi como si fuesen a misa por una fe incomprensible. No se divierten, es una costumbre a la que no saben sacarle partido, es ya una adicción estúpida.

Los chavales cada vez más necesitan algo para ser alguien, necesitan juntarse en grupos para no creer que uno está solo y no vale nada, porque la sociedad hoy en día nos pide ser alguien y tener algo. Estos chavales lo curan formando grupillos, fumando, bebiendo, para ser guays, malotes o lo que sea, pero luego en el fondo, sin eso no son nadie, no tienen nada, es solo una máscara.

Al final esto acaba en una invasión de clones, todos iguales, sin personalidad. Todos creyéndose ser guays y distintos a los demás, pero todos actuando exactamente igual. Creen destacar, pero no destacan en nada, necesitan ayuda, necesitan unos padres que estén encima de ellos y les enseñen a valorar las cosas, a divertirse y a conocer todo lo que hay ahí fuera, no solo aquello que les permite ponerse esa máscara.

Yo tengo una teoría sobre las causas de todo esto, y se podría resumir en lo que hoy conocemos como "sociedad", porque al final son tantas causas que provienen de tantos sitios, que es muy díficil solucionarlo.

Muchos niños hoy están desatendidos, nadie les atiende, ni les entiende, ni se preocupa por ellos. Sus padres trabajan mucho y cuando llegan a casa cansados lo último que quieren es solucionar los problemas de los niños, así que los niños crecen más con la televisión, internet y cualquier cosa que cojan, que con unos padres que les guíen.

A la vez, esos padres son víctimas además de culpables, porque trabajan en trabajos que los destrozan física y psicológicamente, tienen que meter muchas horas para ganar un sueldo que a día de hoy es una mierda. Y detrás de eso están los empresarios, que buscan máximos ingresos y mínimos gastos porque desean la opulencia absoluta y ser más que los demás empresarios. Quieren optar a puestos de mayor responsabilidad y protagonismo.

Todo esto también tiene que ver con la educación, cosa que yo considero que está destrozada desde hace mucho, pues no se enseña a aprender, sino que se obliga a aprender. Algunos salen del colegio siendo personas que solo saben estudiar a todas horas, y otros salen como personas que están hasta los cojones de estudiar, pero muy pocos salen con la curiosidad y el interés por conocer que debería ser motivado por los profesores.

Y detrás de todo esto hay mucho más situaciones y causas, así que yo resumiría el problema como que hemos creado un entorno que no funciona, una sociedad que no funciona. Y creemos que desde esta sociedad podemos arreglar cosas, pero se demuestra que no es así.

El problema no es que los chavales se diviertan emborrachándose, sino que solo sepan hacer eso. El problema no es que los padres no les atiendan sino que no pueden hacerlo correctamente. El problema no es que los niños no quieran aprender, es que no quieren memorizar. El problema no es que la sociedad no haga nada por corregir los problemas, sino que a día de hoy no puede corregirlos partiendo desde una base que no funciona, en la que vale más el tener o aparentar que el ser.

Obviamente con esto no estoy descubriendo a todos los casos (cada caso es un mundo) sino que estoy describiendo la tendencia general.

Anónimo dijo...

He olvidado hacer una conclusión al comentario anterior.

Al final el problema es que todo el mundo se equivoca cuando está bajo presión, y esta sociedad crea presión por todos lados.

Tanto el estudiante que si no aprueba le cae bronca y castigos, como el trabajador que si no consigue terminar siempre lo que su jefe le ha mandado se queda en paro, la gente en general que parece que debe demostrar a los demás que tienen más que ellos, un coche más caro, una casa más espectacular, un hijo con más titulos o lo que sea.

Todo el mundo está bajo presión como si un fracaso en estas cosas fuese el fin de nuestra vida. El problema está en la sociedad, por crear expectativas que no sirven de nada (tener o aparentar más), luego todo va en cadena.

ruid dijo...

Lo curioso es que hablas de las drogas en forma muy general. Claro que causan adicción, claro que pueden destruir nuestro cuerpo, pero... Eso no pasa siempre!

La gente tiene un prejuicio hacia las drogas que los hace pensar "Esto a cualquiera lo vuelve adicto" o "Si empezás no parás mas y te volvés un drogadicto". No, no es así, además de que depende de la droga en cuestión, las personas no son tan susceptibles a volverse adictas como justamente lo haces parecer.

Muy dramático todo, pero bueno, al final, uno hace con su cuerpo lo que uno quiere, y si desea destruirlo con toneladas de sustancias está en todo su derecho, no veo por qué cuestionarlo. No le hace daño a los demás a menos que sea un caso apartado (en el alcohol por ejemplo, conducir en estado de ebriedad, etc), pero no tenés que ser tan prejuicioso. Sobretodo lo digo por esa frase que pusiste "¿por qué empezar? No lo entiendo.". La respuesta a eso es: ¿Por qué no? Tenemos que ser fuertes. Nada tiene de malo empezar (probar, si se me permite la palabra) si uno sabe cuando terminar y tiene suficiente autocontrol. Y las personas lo tienen, solo que últimamente se cree que no, que toda persona vive descontrolada y que si consume una vez en su vida ya está arruinada.

De cualquier forma, acepto tu crítica solamente a los excesos.

Saludos,
Rui

The green eye's lioness dijo...

Creo que llevas toda la razón, es algo que nunca entendí y por eso siempre me negué a ello.

Supongo que muchos adolescentes lo hacen por "integrarse" en el grupo o porque no saben decir que no.

Y los que ya son más mayorcitos, pues ellos sabrán por qué. A lo mejor es que tampoco saben decir que no, o piensan en ello como una vía de escape, aunque realmente es todo lo contrario...

En fin, ellos sabrán xD.

Un saludo! ^^

Publicar un comentario

Si no tienes cuenta en ninguno de los servicios, usa Nombre/URL. A ser posible, evita la opción Anónimo.

 
Related Posts with Thumbnails