lunes, 14 de junio de 2010

La técnica Pomodoro (I): Fundamentos

Hace un tiempo os hice un adelanto sobre la técnica Pomodoro, pero ya es momento de tratar el tema con más profundidad. Os voy a explicar un poco más a fondo en qué consiste.

La técnica Pomodoro tiene un estudio intenso detrás, pero la base es la siguiente: haciendo uso de un temporizador, trabajar intensivamente durante 25 minutos sin distracciones y luego hacer un descanso de 5 minutos. Cada periodo de 25 minutos se llama "pomodoro", y cuando llevemos cuatro (eso dice la "norma", ya cada uno que lo adopte como quiera) hacer uno más largo de 15-20 minutos.

A raíz de esta base podemos planificarnos como queramos. Si tenemos una tarea extensa simplemente sería una forma de controlar los tiempos, pero si tenemos muchas tareas que hacer, podemos programar cuántos pomodoros usar en cada una y así organizarnos mejor.

He leído casos de gente que prefiere trabajar intensivamente durante una hora o más. Ya todo dependerá de cómo trabaja y se organiza cada uno, pero yo le veo los siguientes usos:
  • Te cuesta mucho concentrarte durante mucho tiempo
  • Tienes una tediosa tarea que no se te apetece hacer (con esto puede que se te haga más ameno)
  • Un día estás disperso y tu sistema habitual no funciona
  • Tienes muchas tareas que hacer y no sabes cuánto tiempo dedicarle a cada una.
En este curso me ha ocurrido que estaba en el primer caso. Tenía que dedicar tiempo a unas tareas que no se me apetecían hacer y no me concentraba. Con esta técnica conseguí concentrarme y dedicarles el tiempo que realmente requerían.

Claro que, como ya he dicho, esta técnica no sirve para todo. Por ejemplo, si tenemos un flujo de trabajo en el que nos entran tareas constantemente, es imposible organizarse en pomodoros. Pero para el resto de cosas, yo pienso que puede usarse, y si no como técnica principal, al menos conocerla para las tareas más tediosas o los días en que estemos más dispersos y nos desconcentramos fácilmente.

Existen múltiples herramientas que podemos utilizar para aplicarla. Lo único que necesitamos es algo con un temporizador, como un reloj cualquiera, el móvil, un temporizador en nuestro ordenador o incluso una herramienta específica para la técnica Pomodoro.

En el próximo capítulo veremos cómo aplicarla haciendo especial hincapié en aplicaciones para nuestro sistema GNU/Linux.

2 comentarios:

Augusto dijo...

la verdad que está interesante la técnica, voy a ver si la intento hoy!

gadi dijo...

Cuéntame cómo te ha ido si finalmente la usas .) Gracias por comentar.

Publicar un comentario

Si no tienes cuenta en ninguno de los servicios, usa Nombre/URL. A ser posible, evita la opción Anónimo.

 
Related Posts with Thumbnails