miércoles, 15 de diciembre de 2010

The last airbender, La leyenda de Aang bajo mínimos

Por un lado, Avatar, la leyenda de Aang, una serie de Nickelodeon considerada por muchos como la mejor serie de animación de los últimos tiempos. Por otro, The last airbender, película con actores reales dirigida por Shaymalan y basada en dicha serie.

Ambas obras comparten el mismo argumento. Katara y Sokka son dos hermanos que viven en la tribu del agua del sur, y un día por casualidad, se encuentran a Aang en un iceberg, un chico de 12 que resulta ser el Avatar y que ha estado 100 años en letargo. Ahora tiene que hacer todo lo posible por parar la guerra que inició la Nación del Fuego.


Cuando digo que la película está «basada» en la serie quiero decir estrictamente eso, «basada». Es decir, que sólo toma la base de la historia y los personajes, porque por lo demás, es una adaptación de la serie bajo mínimos. Suprime muchos de los aspectos por los que la serie se define.

Lo que echo más en falta es el humor característico. Sokka es mayoritariamente el personaje gracioso, y en la película su papel se ve muy reducido, y a esto hay que sumarle que no se parece en nada al de la serie (han cogido a un tío, le han dejado el pelo largo y le han recortado los lados), aunque esto es algo que se podría aplicar a otros personajes, como Zuko (que en la serie no tiene el pelo largo hasta el libro III) o Katara, además de que ni siquiera han respetado la indumentaria típica de los personajes. Algo que me ha dolido especialmente es que al Señor del Fuego se le ve la cara ya en esta película, y esto en la serie ocurre, si no recuerdo mal, por lo menos en el libro IV.

El personaje peor trasladado es Aang. Aparte de la indumentaria, aparte de su humor, han trasladado las flechas de su cuerpo a un dibujo que a veces ni se aprecia, y al menos en el doblaje al español, han cogido una voz que menos sangre no puede tener. Esto se nota en todas ellas, pero en el caso de Aang es alarmante. Pienso yo que si Nickelodeon está detrás de la película podrían haber cogido a las mismas por lo menos, así habría sido un poco más llevadero.
Debido al formato, la narrativa se ha visto muy alterada. Han comprimido 20 capítulos en 1:45, por lo que obligatoriamente han dejado cosas fuera, pero es curioso ver cómo se detienen en asuntos poco importantes, y otros importantes los cuenta para salir del paso.

No todo va a ser malo: los efectos del manejo de los elementos están muy conseguidos, los animales son muy realistas y los paisajes, bellísimos. Pero como el 90% de las películas de hoy en día, The Last Airblender sólo puede presumir de eso.

Como habréis podido notar, he visto la serie y me encanta. De hecho, os la recomiendo a todos. Pero al ver la película he procurado hacerlo como un espectador más que no conociera la serie, y aún así me parece deficiente.


Mi recomendación es que veáis la serie, y después, si queréis ver los animales, el control de los elementos y los paisajes de una manera realista, poneos la película. La serie trata multitud de temas de una manera magistral (no deja de ser para niños), tiene mucha más profundidad de lo que parece, y por una parte es por eso que la adaptación no me ha gustado, pero por otro lado, creo que la película, como película, también es deficiente.

Os animo a rebatirme si así lo consideráis.

2 comentarios:

~Shengdi~ dijo...

Concuerdo totalmente contigo, pero lo peor, es que a falta de dinero para ir a cine y además que ya me habían contado que era mala, me la ví en una calidad pésima y quedo peor de lo que ya estaba. Eso si, los efectos son muy bonitos, y lo que me parece gracioso es que los maestros fuego necesitaba una fuente de fuego para poder usar el fuegocontrol.

gadi dijo...

Shengdi: Un bochorno total, lo que yo digo :)

Gracias por comentar.

Publicar un comentario

Si no tienes cuenta en ninguno de los servicios, usa Nombre/URL. A ser posible, evita la opción Anónimo.

 
Related Posts with Thumbnails