sábado, 13 de noviembre de 2010

El ron y Satanás se llevaron al resto

Hoy me ha ocurrido algo que hace ya bastante que no me pasaba. Me han entrado ganas de escribir para el blog. Y aquí me hallo, delante de un cuadro blanco que progresivamente se va rellenando con mis letras, oyendo el traqueteo de las teclas al ser presionadas por mis dedos.

* * *

Hoy hace ciento sesenta años que en Edimburgo naciera Robert Louis Stevenson, autor tardíamente reconocido (como no podía ser de otra manera) por obras tan conocidas como La isla del tesoro o El misterioso caso del Dr. Yekill y Mr. Hyde, y no tan conocidos (al menos para mí) como Secuestrado o Aventuras y desaventuras del príncipe Otto.

Precisamente ayer, ante la imposibilidad de leer La Celestina en la edición de Cátedra que tengo por su letra minúscula, comencé La isla del tesoro, atraído por la idea de una lectura sencilla pero magnífica. Al entrar en Google me encontré con la conmemoración en forma de imagen, lo que me ha ilusionado mucho. Creo que es un gran momento para acercarme a este autor.

Y al igual que conmemoramos el nacimiento de una gran figura universal, nos lamentamos por la pérdida de una gran figura nacional que ha dado grandes obras para la historia. Ha fallecido Luis García Berlanga. Sólo he tenido la oportunidad de ver Bienvenido, Mister Marshall (película que recomiendo que veáis cuanto antes si no lo habéis hecho ya), pero en su filmografía tiene muchísimas otras que quedarán en el recuerdo, como Calabuch o Los jueves, milagro, entre otras. Muere con 89 años, y teniendo en cuenta la historia de España durante este tiempo, creo que cualquier homenaje lo tiene bien merecido.

La cultura es lo que define a un pueblo y a la vez lo que nos define como personas, y estos dos genios han contribuido en ambos aspectos: son figuras reconocidas universalmente y han contribuido en la educación y formación de muchas personas.

* * *

El gusanillo del libro electrónico llama a mi puerta. Ya hablé en una ocasión sobre él, y llevo mucho tiempo pendiente de las novedades que hay en este campo. Pienso que tarde o temprano acabaré haciéndome con uno, y hace poco se ha lanzado el Papyre 6.2. A pesar de que mucha gente piensa que el precio es elevado, yo creo que está bastante bien teniendo en cuenta que tiene dos años de garantía y una memoria repleta de libros. ¿Caerá éste (o algún otro) por navidad? Quién sabe...

Finalmente el nuevo ordenador no llegó el viernes. Espero y ansío que lo haga el lunes o el martes, como me han prometido (promesa hecha sobre la que decía que llegaría el viernes y que ahora me niegan). No paro de agradecer que un día me comprara un ultraportátil, deficiente para el trabajo diario pero útil a fin de cuentas. Llevo ya más de dos meses entre que el anterior ordenador se estropeara (varias veces), su muerte definitiva y esperar al nuevo.

Me encanta Wall·E. Hace poco volví a verla, e investigando en la red acerca de las películas que aparecen homenajeadas, he encontrado que son más de una: 2001: una odisea en el espacio, Hello Dolly, Cortocircuito y muchas otras. Debido a que no he visto ninguna, me he propuesto hacerlo tarde o temprano.

* * *

El cine y la literatura son las protagonistas de esta entrada, como también lo son de mi vida reciente (aunque la literatura en mayor grado). Últimamente estoy pasando por etapas en las que me agobio con nada, en las que tengo pensamientos que yo mismo considero absurdos, pero no los puedo evitar. Sólo sumergiéndome en una buena lectura o en una buena película logro evitarlos.

Estos dos campos de la cultura y la facultad (que contribuyen a que aumenten mis conocimientos sobre ellos) son el sustento de mi vida reciente, y la verdad es que, si con ellos consigo evitar los pensamientos absurdos, los recibo con los brazos abiertos.

* * *

Ha quedado una entrada bastante híbrida, pero me apetecía mucho escribirla. Debo agradeceros que me leáis y las etapas de inactividad que está sufriendo este espacio.

3 comentarios:

Jorge Andreu dijo...

Bueno, varias cosas que decir. Primero, te agradezco que menciones a Stevenson, puesto que ayer me llevé todo el día pensando en escribir una entrada sobre él y al final no lo hice por falta de tiempo. Y muy buena la idea, aunque haya sido casualidad, de leer La isla del tesoro en estos momentos. Por otra parte, una pena la despedida de Luis García Berlanga. En el País publicaron ayer por la mañana un homenaje de esos que tienen escritos dos meses antes de que se muera el personaje, y hace un recorrido por su vida, que es bastante interesante. Te recomiendo una película que me gustó mucho: Los jueves, milagro. No me gustó tanto como Mr. Marshall, pero sí pasé un buen rato.

Más cosas: lo que dices del libro electrónico. Bueno, quizás te guste. Yo prefiero el libro en papel. Si leyese en un soporte como Papyre sería porque me han regalado el dispositivo, y lo cierto es que ahora necesito cosas más importantes. Ya nos contarás si cae uno de esos por navidades.

Y lo del cine. Wall-E también me encanta. Pero me has recordado mi infancia con Cortocircuito, una película que deberías ver. A mí me encantó en su momento y las veces que la he visto después han sido las mismas sensaciones. Seguro que te gusta.

Y nada más. Dejo de escribir, que voy a comerme la mitad del blog.

Un abrazo.

Jorge Andreu

Quirós dijo...

Creo que la idea del libro electrónico me agobia. No sé si es una buena elección o no, la verdad. De todas formas, con el tiempo irán saliendo nuevos y más baratos modelos, así que ya veré. Respecto a las películas, yo también te recomiendo Cortocircuito, me trae muy buenos recuerdos. Un saludo y no dejes de escribir.

gadi dijo...

Jorge: Tú comenta lo que quieras, que para eso internet es libre. La verdad es que al empezar a escribir la entrada vi la necesidad de hacer un pequeño homenaje a estos dos grandes de la cultura, aunque fuera en una entrada híbrida como esta. Respecto a la película que mencionas, es una de tantas que tengo pendientes.

Respecto al Papyre, mi opinión sigue siendo la misma que en la entrada anterior: me gusta tener un libro entre las manos, pero me parece un aparato atractivo para ciertos usos.

Hace poco emitieron Cortocircuito 2 en uno de los canales de la TDT, y el robot me recordó mucho a Wall·E. En la entrada que enlazo también lo comentan, y por ello me ha entrado curiosidad por verla, y teniendo en cuenta vuestros comentarios, aún más.

Quirós: Eso desde luego, ya han salido dispositivos más baratos porque la tecnología sigue avanzando, pero los que ya hay en el mercado son muy interesantes. A mí me atrae por varios aspectos. Y tranquilo, que si alguna vez me traen ese nuevo ordenador seguiré escribiendo, porque son muchas las ideas que tengo (y no sé por qué, usando este portátil no me animo tanto, rarezas de cada uno).

Gracias a los dos por comentar.

Publicar un comentario

Si no tienes cuenta en ninguno de los servicios, usa Nombre/URL. A ser posible, evita la opción Anónimo.

 
Related Posts with Thumbnails