domingo, 29 de agosto de 2010

Usando Pardus Linux

He hecho algo que ni siquiera yo hubiera previsto hace una semana. He cambiado de distribución. Y para más inri, he cambiado de distribución a una que tenía KDE4. ¿Y cuál es la razón de tamaño cambio? Pues ahora mismo te lo cuento en una entrada bastante larga.

La degradación de Debian
Llevo ya algún tiempo notando que mi adorado sistema Debian GNU/Linux se estaba degradando, por la cantidad de experimentos que he hecho con él (actualizaciones y borrado de kernel, drivers de Nvidia, modificaciones varias...) y últimamente se me quedó totalmente congelado en varias ocasiones. El problema estaba en que yo no tenía ganas de reinstalar.

El factor Apple
A esto hay que sumarle que no terminaba de estar del todo cómodo con mi veterano escritorio Xfce. Tenía la sensación de que cada programa iba a su bola, y hablando con los usuarios de sistemas Apple y ellos contarme que tenían un escritorio que funcionaba tan bien, todo tan unificado, me entraron ganas de tener algo igual: un escritorio robusto, bonito y unificado. Algo que con Xfce es muy difícil.

¿Instalar otro escritorio junto a Xfce? No, gracias
Más de una vez intenté instalar otro entorno de escritorio junto a Xfce, un Gnome o un KDE. Pero había un problema gordo: las notificaciones GTK de Xfce pisaban las de KDE, en el menú se mezclaban aplicaciones, y en general tenía la sensación completamente contraria a la que estaba buscando. Ni siquiera se separaban del todo creando varios usuarios, y yo no tenía ganas de andar con configuraciones.

Y apareció Pardus
En definitiva, lo que yo quería era un sistema muy completo, unificado y robusto, con bastante software y con una detección de hardware más que notable. No tengo más ganas de seguir configurando cosas. Por supuesto, pensé en Ubuntu, pero lo conozco demasiado, conozco sus rarezas, y sus actualizaciones no se me apetecen. Y apareció Pardus en mi vida, gracias a un blog de reciente creación llamado Pardus Life, el cual descubrí gracias a Gnometips.

Descargué la imagen Live y todo iba finísimo. Router, tableta, impresora... todos los componentes importantes iban bien. Como quería saber si podía instalar fácilmente Audacity y Skype, descargué la imagen instalable y la probé en una máquina virtual. Podía instalarlos con dos clicks. Eso era todo lo que necesitaba para terminar de decidirme.

Instalación
La instalación acabó muy pronto. Como tengo los archivos personales en otra partición, elegí no formatearla, y cuando reinicié el equipo tenía el escritorio cargado y todos mis datos a salvo.

Al principio me asusté un poco, porque todo iba muy lento. Los efectos de escritorio iban mal, los vídeos se reproducían con rayas... hasta que caí en la cuenta. «Esto va a ser de la tarjeta gráfica». Me fui al configurador del monitor y me lo confirmó: tenía que instalar el último driver de Nvidia. Me fui al gestor de paquetes, lo instalé, reinicié y todo listo.

La verdad es que, para ser un entorno de escritorio que no he usado en mi vida, me siento muy muy cómodo. Tengo esa sensación de robustez y que buscaba, no he tenido que tocar nada para configurar el hardware, Obviamente noto el cambio de consumo de recursos, dado que Xfce es bastante más liviano que KDE, pero en caso de que este escritorio me vaya mal por cualquier motivo (que, de momento, no es el caso) siempre puedo instalarlo de nuevo. He cambiado las aplicaciones GTK que usaba por las QT que conozco y trae KDE, y de momento no tengo queja.

Bueno, creo que de momento nada más. Supongo que dedicaré algunos artículos a Pardus y a KDE, debido al cambio tan grande que me ha supuesto, pero eso vendrá en otra ocasión. Para acabar, os dejo con el primer pantallazo de un entorno KDE de mi historia.

13 comentarios:

Thalskarth dijo...

Wow!, es un gran cambio el que haz hecho, ya no que solo cambiaste la distro, sino que hasta el escritorio ;).

Espero que sea gratificante la nueva experiencia, y quedo a la espera de los nuevos artículos contándola ;).

David Saltares dijo...

Yo soy de Gnome y Ubuntu, he probado KDE y Xfce y no me convencen en absoluto. No conocía Pardus pero por lo que comentas es bastante bueno (exceptuando el gestor de escritorio :D).

En fin, si me decanto algún día por KDE le echaré un vistazo al estado de Pardus. Sobre todo por el reconocimiento de hardware.

Saludos.

David Gómez dijo...

Felicitaciones por el cambio que acabas de hacer, Pardus es una excelente distribución que no tiene nada que envidiar a las mejores distribuciones de Linux.

Espero que puedas poner tu granito de arena a la comunidad de Pardus en español que tan escasa es.

Gnomo dijo...

Gracias por enlazarme compa,

espero que te vaya bien con tu pardus, lástima que no se pueda instalar Gnome fácilmente, aún así la tengo virtualizada.

Saludos

Anónimo dijo...

Yo no hace mucho instalé Arch Linux, me gustó bastante, cuando configurar algo solo se configura en un fichero, sin tropecientos asistentes... pero la cantidad de software aún era (es) limitada y la urgencia por tener mi sistema en marcha me hizo desistir.

De Xubuntu estoy bastante hasta las narices, el hecho de que Canonical solo tenga a UN desarrollador para mantener la distro se nota, y los problemas habidos el año pasado con el (pequeño) grupo de desarrolladores de Xfce hace que se note en el día a día.

Probablemente me cambie proximamente a Debian, ahora tengo una pregunta sobre Pardus: ¿que tal la instalación de software?

David Gómez dijo...

Extremadamente sencilla, PiSi facilita mucho las cosas al momento de instalar software, es como un centro de software (ubuntu) solo que sin fotos.

En cuanto a la instalación desde la terminal nada nuevo, agregas el repo e instalas.

Anónimo dijo...

Una pena. Si seguía tu web era por tus artículos sobre Xfce y tu escritura jocunda.

Me causa contradicción tus comentarios. Empiezo a suponer que simplemente usas GNU/Linux por disponer de un sistema actualizado y 'diferente', pero no libre. Robustez la buscamos todos. No pasa nada, al menos yo también siento parte de esto.

La degradación de Debian: bien, no siempre hay tiempo para cacharrear, pero una de las bondades que tiene Linux es que no hay necesidad de formatear o instalar desde cero. Me parece que no has querido sacar todo el provecho a esto.

El factor Apple: ejem... supongo que habrá influido aquello de que la máquina debe adaptarse al ser humano y no al revés, pero hay que tomar conciencia que la máquina no lo hace todo. Lo poco que vi del último sistema Mac OS fue inestabilidad y un producto terminado con prisa. ¿Te has dejado llevar?

En mi caso me funciona muy bien Xfce sobre Debian, y aunque no tengo problemas de recursos de máquina, sí te digo que probé recientemente KDE4 sobre Slack 13.x —en busca de una distro más docente y un escritorio más 'moderno'— y tuve que dar marcha atrás a los 4 ó 5 meses de uso. KDE era un aglomerado de errores y aplicaciones por terminar o portar (desde KDE3). El consumo de memoria y uso de la CPU era tremendo. KDE4 debe madurar más. Por otro lado, aunque parezca estúpido, un escritorio tan engalanado sólo me distraía de las tareas importantes. No es cosa de Slack, probé otras como openSUSE y el resultado fue igual.

Mac, Skype... ¿por qué no usas Windows? No soy pro-Debian ni pro-Linux, pero cada cosa para lo que es. Se nos olvida el porqué de GNU/Linux.

La distribución Debian GNU/Linux funciona, es a la que siempre vuelvo, pero según dicen se está 'ubuntizando' y eso me causa estrés. Todos sabemos los contras de Ubuntu y aunque los desarrolladores de Debian sabrán fabricar un sistema estable, empieza a perder el sentido la distro. Sistemas automágicos ya tenemos muchos (Mandriva, openSUSE, Fedora, Ubuntu, etc.). Ya veremos.

Lo sé, de ideales no vive el hombre. :-)

gadi dijo...

Te animo a que leas las entradas posteriores a esta, porque comprenderás que lo que me gustó de Pardus no fue en realidad el sistema en sí, sino el escritorio KDE, que sigo sintiendo que es lo que necesito en este momento. Sí, me dejé llevar, porque vi la distro muy bien acabada.

He vuelto a Debian, porque Pardus, de tan preparada para el usuario medio que está, se me queda corta. Debian es una gran distro y no es necesario tocar tanto como antes, pero sí hay que seguir tocando para dejarla al gusto, y muchas veces uno no tiene ganas de hacerlo. Además, he visto que si el sistema se degradó es por problemas de hardware, no de la distro en sí.

Por supuesto que busco libertad. Aunque me atraiga mucho lo que veo de Mac, no me he comprado un equipo con MacOS por tres razones: son caros (puedo disponer del dinero pero lo veo un gasto absurdo), no lo necesito (tengo mis necesidades cubiertas en GNU/Linux) y no es libre. A día de hoy, si un sistema no me deja tocar lo que quiera, no me siento a gusto con él. Y por eso dejé Pardus.

No he probado MacOS, así que no puedo responder tus afirmaciones en ese aspecto. Hablo por sensaciones y por lo que sé del sistema, por lo que me cuenta quien lo usa.

Aún no me he puesto a trabajar en serio sobre KDE, a realizar tareas y demás, así que tampoco puedo responderte aquí. No creo que a la hora de la verdad rinda peor por usar otro entorno, pero ya veremos.

¿Por qué no uso Windows? Por el mantenimiento que exige, por la de problemas que da, porque me he acostumbrado a GNU/Linux, porque no me deja tocar lo que quiera... Hay mil y una razones. Si tuviera que cambiar de SO, algo que no ocurrirá pronto, no será para volver a Windows.

No te voy a mentir: ahora mismo a mi ordenador le pido más funcionalidad que libertad. Pero una cosa no contrarresta la otra. Pardus me daba funcionalidad, pero no podía instalar lo que yo quería y necesitaba. Así que volví a Debian.

Espero que no hayas abandonado mi blog antes de leer este comentario y las entradas siguientes. Gracias por leer y comentar.

Anónimo dijo...

Lo de Windows era retórico, ¡jodío!

No hombre, uno tiene un poco de paciencia antes de abandonar una cosa (tu bitácora), y como te he dicho, de ideales no vive el hombre.

Entiendo que quisieras instalar de nuevo el sistema y aprovecharas a probar otra distro, aunque te recomiendo que pruebes KDE en Debian, funciona. Lo que no llego a entender es por qué quieres tener dos entornos de escritorio, si Xfce te queda corto pasa a KDE.

gadi dijo...

Anónimo: Al principio quería tener Xfce y KDE juntos para ir probando uno y otro, pero al final he dejado sólo KDE.

Gracias por tu paciencia :P

A todos los demás, perdón por no responder, pero con esto de los problemas del PC no he podido contestar. Supongo que ya todos habréis leído las entradas siguientes, así que nada que decir .P Gracias de todos modos por comentar.

Deicidium dijo...

Hola: es una pena que hayas teniado que dejar Pardus, aún asi te invito a que pruebes la versión 2011 cuando este disponible :)

Cualquier cosa te esperamos en Pardus Life.

Anónimo dijo...

He estado probando la version 2011 en Virtualbox bajo Windows 7, pero me decepciona un poco que no tenga tantas aplicaciones a mano, como el centro de software de Ubuntu (Fué la distro con la que inicié en Linux, aunque a veces me ha picado la curiosidad por otras opciones).

Atentamente Serigo Andrés

Anónimo dijo...

Una pregunta si no se basa en ninguna distribución ¿que formato de paquetes usa?, ¿se podría instalar Jackd+Qjackctl+pulseaudio-module-jack+Ardour+Rosegarden?, es esa la combinación que uso actualmente en LMDE.
Y el globalmenu para KDE ¿Esta en los repositorios?, si las aPPS de GTK se han exportado a QT ¿funcionaría bien el globalmenu de KDE con todas APPS?
¿Funciona bien la BCM4318 de seríe o hay que instalarle el firmware el bcm43-firmware-installer como en LMDE?
PD. la LMDE esta basada en una rama testing, así que es con algunos programas un rato inestable, por eso quiero probar otras alternativas, ubuntu no me interesa ya que es más inestable que la LMDE),


Saludos

Publicar un comentario

Si no tienes cuenta en ninguno de los servicios, usa Nombre/URL. A ser posible, evita la opción Anónimo.

 
Related Posts with Thumbnails